Receta de amor

Ayer volví a ver uno de esos clásicos del cine que hablan del amor, de ese que es eterno e inolvidable “La dama y el vagabundo”, para mi es uno de los besos mas famosos de la historia del cine, mientras han paseado durante todo el día juntos acaban los dos en la parte trasera de un restaurante italiano en el cual los dueños tienen cariño al vagabundo y a ritmo de una canción italiana de amor los dos perros comen en una mesa simulada con un cubo de basura un exquisito plato de espaguetis con albóndigas y salsa de tomate, mientras ensimismados comen escuchando la música los dos sin darse cuenta cogen el mismo espagueti y siguen comiendo hasta que sus labios se unen en ese deseado beso (que bonito es el amor); nunca supe la receta de aquel plato pero como gran aficionado a la comida italiana con el tiempo y ayuda encontré una receta que podría haber sido aquella.

La Dama y el Vagabundo

Albóndigas: Para las albóndigas  se mezclan dos tipos de carne distintas (previamente picadas),  de cerdo y ternera, también se mezclan sal, pimienta negra molida, orégano, pimentón dulce y unos ajos bien picaditos, dos yemas de huevo y pan rallado, cuando todo esta bien mezclado se hacen las redonditas albóndigas, pasándolas por harina se fríen en una sartén con tres cucharadas de aceite, solo para que cojan color, se retiran a un plato con un paño de papel absorbente para que el aceite restante se quede en el papel, en esa misma sartén se preparara la salsa de tomate.

Salsa de tomate: Se escogen unos tomates que estén bien duros y que su color sea homogéneo (rojo), en una olla con agua hirviendo a 100 grados se van depositando los tomates y los dejamos unos 10 minutos para que su piel externa se ablande y así nos sea más fácil pelarlos, tras el laborioso trabajo de pelarlos les quitamos las pepitas interiores y los troceamos en dados, después cogemos una cebolla la lavamos bien y la picamos muy finita, dos dientes de ajo majados y dos guindillas frescas que también se lavan y se trocean quitándoles las semillas para que no piquen (aunque si queda alguna le dará un puntito), volvemos a la sartén que tiene el aceite de las albóndigas, primero los ajos después el tomate porque tiene que soltar toda el agua, seguidamente la cebolla y las guindillas frescas, cuando esta preparada la salsa (a punto de sal) la introducimos en el recipiente de la batidora y batimos, la tamizamos para que no queden grumos y apartamos y las mezclamos con las albóndigas (después se calentarán juntas para que terminen de hacerse).

Espaguetis: Para la pasta necesitaremos aceite, una hoja de laurel y sal, una olla con agua, entre 500 y 700 gramos de espaguetis (9 minutos de cocción).

Con todo esto sabréis por fin a que sabe ese magnífico beso entre la dama y el vagabundo.

Alfonso Nieto ZamoraLa Taberna del Gourmet